Manila 1571-1898
Occidente en Oriente
Si no ve la barra menu a la izquierda de su página,
pulse Bienvenido!

English Version

Carabela Esta exposición es la historia de un viaje. Un viaje en el tiempo y en el espacio.
De un largo viaje transoceánico que lleva desde Sevilla, la Gran Babilonia de España, ciudad universal, puerta y puerto de América, hasta Manila, capital de Filipinas, archipiélago asiático. Un viaje de Occidente a Oriente.
Manila fue un enclave de ese Occidente en medio de Asia. Una ciudad trazada y diseñada al modo occidental, pero construida con indudables influencias y artífices orientales.

El viaje comienza en Sevilla, a orillas del Guadalquivir, y llega por el Atlántico y el Caribe hasta Veracruz. Se utilizan las naves más evolucionadas y completas del momento, las técnicas más avanzadas de la navegación y la cartografía más precisa. Se llega, bajo la protección de una flota organizada, a unos puertos fortificados construidos bajo un modelo uniforme, el mismo que se utiliza en Manila.
Desde Veracruz la ruta se hace terrestre para atravesar el virreinato de Nueva España, donde se ha asentado, como en toda la América española, una cultura urbana que fabrica ciudades bajo un mismo patrón: la "cuadrícula", el mismo que se utiliza en Manila.
Y desde la costa oeste de los territorios americanos, en el puerto mexicano de Acapulco, el viaje continúa por el Pacífico, el "Mar del Sur" hacia el Oriente, hasta las Filipinas, hasta Manila.
Al llegar a Manila el viaje se detiene. La exposición se extiende en el tiempo para contar más de trescientos años de la historia de Manila, desde su fundación en 1571 hasta 1898. Contar a partir de la impresionante, extensa y diversa documentación gráfica encontrada en los archivos españoles: mapas, cartas marinas, planos regionales y planos urbanos; planos de la ciudad de Manila y de otras ciudades filipinas y americanas; planos de fortificaciones con sus murallas, baluartes, fuertes y castillos; iglesias, monasterios, conventos y cementerios; ayuntamientos, audiencias, aduanas y palacios de gobierno; universidad, escuelas, hospitales, fábricas y mercados; trenes y tranvías, telégrafos y abastecimientos de agua; paseos, plazas y jardines.
Y de nuevo el viaje retorna por el Pacífico, de nuevo a Acapulco, y a Veracruz. Esta vez hasta La Habana, la perla del Caribe.Y al final otra vez Sevilla y Cádiz. Azahar de ida, canela de vuelta.
 

Entra a visitar la exposición

Con la participación de ...