PUENTES HISTÓRICOS DE MANILA: 1630-1945
Click flag for english
 
6. PUENTE JONES
En 1914 una crecida del río provocada por una tormenta tropical destruyó el pilar del centro en el venerable Puente de España inutilizando el puente. En pocos meses se reparó el centro del puente con un tramo apuntalado de hierro pero la administración norteamericana decidió abandonarlo y construir otro nuevo en el lugar donde estuvo el Puente de Barcas. En 1921 se desmanteló el viejo puente se y se abrió al tráfico el nuevo con el nombre de Jones.

La foto de la izquierda (1920 o 1921) muestra el viejo puente dañado ya sin tráfico; un poco mas río abajo puede verse el nuevo Puente Jones con tráfico ligero. Las dos grandes estructuras al fondo de la foto son el Colegio de San Juan de Letrán (izquierda) y el Convento e Iglesia de Santo Domingo  (centro.) Un callejero de la época incluye los dos puentes España y Jones a la altura de las calles Nueva (hoy Yuchengco) y Rosario (hoy Quintín Paredes) respectivamente.

A la derecha el Puente Jones unos años después de su inauguración, apreciándose un volumen considerable de tráfico normal. Al fondo a la otra orilla del río se levanta el edificio de Correos acabado en 1926.

El diseño del Puente se encomendó al arquitecto filipino Juan Arellano y se construyó entre 1916 y 1922. Fabricada en hormigón armado, su estructura se componía de tres arcos bajos. Los pilares se adornaron con esculturas de niños jugando con delfines y a sus extremos se construyeron cuatro pilares sobre los que se erigieron estatuas de La Madre Filipina. Cuatro escaleras de piedra conectaban las orillas del río con el puente y sus balaustradas las adornaban farolas sobre unos finales en forma de espiras. Estaba imbuido de serena elegancia, una fiesta para los ojos enmarcado en su entorno.
Abajo, una foto del acceso al puente desde la calle P. Burgos. Al frente dos de las cuatro columnas sobre las que se erigían las diferentes versiones de La Madre Filipina, esculturas de Otto Fischer-Credo, un alemán formado en escultura clásica que viajó por todo el mundo y por unos seis años tuvo su estudio y casa en Manila, a quien Arellano le encomendó la obra escultórica del puente.
Las fuerzas imperiales japonesas destruyeron el puente para negar al ejército norteamericano el cruce del mismo durante la segunda guerra mundial. Al tiempo de la foto, el área de Intramuros cerca del río estaba todavía intacta, en ella todavía se pueden ver los edificios de Inmigración y Aduana con el monumento a Magallanes a la orilla del río. Aunque con un esquema artístico mucho menos ambicioso, el puente se reconstruyó después de la guerra y todavía está en buen uso.

Como resultado del bombardeo durante el asalto final a Intramuros por las fuerzas norteamericanas en 1945, la columna a la izquierda de la foto quedó seriamente dañada y su estatua derruida. Por suerte, la estatua a la derecha y las dos al otro extremo del puente sobrevivieron el asalto y se trasladaron a otras partes de la ciudad.

Abajo y a la izquierda la estatua que estaba encima de la columna derecha en la foto de arriba; hoy se conserva en Rizal Park, la antigua Luneta. Las otras dos estatuas al centro y derecha abajo estaban sobre las columnas cerca de la calle Rosario en Binondo, hoy se pueden ver enfrente del edificio del tribunal de apelaciones.